El factor humano: la apuesta de Grupo Karim’s

La importancia del factor humano en una empresa ha sido a menudo desdeñada. Los líderes de un negocio son cruciales para cumplir la hoja de ruta que una compañía se ha trazado, pero no hay que perder de vista que el desempeño de los empleados es fundamental para el éxito general de la empresa. 

Ya lo dijo el empresario Richard Branson: “Los clientes no son lo primero. Los empleados son lo primero. Si cuidas a tus empleados, ellos se ocuparán de los clientes «. El primer paso para lograr empleados eficientes y leales a la compañía es invertir y creer en ellos. 

Esta es una idea por la que Grupo Karim’s, líder en la manufactura de textiles en la región centroamericana, con presencia en países como Honduras, Guatemala, México, y Estados Unidos, ha luchado constantemente a través de la Fundación Grupo Karim’s, entendiendo que el potencial de un futuro trabajador de calidad se va formando también desde la infancia.

Desde una perspectiva holística aplicada a todos sus negocios, el Grupo implementa la visión de su Presidente, el empresario Mohammad Yusuf Amdani, en torno al factor humano, quien considera que la apuesta para el éxito de una empresa depende en gran medida del nivel educativo de los profesionales que demandan las empresas tecnológicas, a quienes Grupo Karim’s busca prestar sus servicios de nearshoring a través de sus proyectos de Altia Smart City, tanto en San Pedro Sula como en Tegucigalpa. 

La intuición del líder le llevó lo llevó a realizar un análisis sobre el tema en Honduras y los resultados fueron categóricos: “98% de los estudiantes que llegan a Altia provienen de escuelas privadas y muy pocos de instituciones públicas, lo cual implica que si generamos 4,000 o 5,000 empleos, no creamos suficientes oportunidades a las personas que egresan de escuelas de gobierno”.

 

Grupo Karim’s consolida el factor humano desde sus cimientos

En esa línea, el Grupo ha buscado desde sus inicios, y gracias a su influencia multinacional, brindar oportunidades educativas de calidad en varias escuelas en ubicaciones tan diversas como Pakistán, México, y Honduras. Una de esas inmensas oportunidades está en la posibilidad de aprender el idioma inglés. Por esa razón, la empresa firmó una alianza con el Gobierno de Honduras para la transformación de las escuelas públicas en escuelas bilingües.

En el marco del impulso económico que implican los negocios de nearshore, una de las más importantes líneas de negocio del Grupo, ha sido evidente que una de las principales herramientas que permiten la comunicación y los negocios de este tipo dentro del mundo globalizado es el idioma inglés. 

En Honduras, la enseñanza del idioma inglés no está disponible para los niños en el sistema público. Es por ello que Grupo Karim’s es la primera empresa en convertir centros de educación pública en escuelas bilingües de primer nivel, gracias a su colaboración con aliados estratégicos.

El objetivo esencial es el de garantizar que la niñez y juventud reciban una formación  bilingüe, tras cuya finalización puedan contar con el certificado aprobado por el Ministerio de Educación, todo lo cual se traduce en oportunidades para seguir abonando el futuro académico y profesional de esos jóvenes.

 

 

El Grupo trabaja también en la creación de un Instituto Tecnológico Informático, en el cual se brindarán tres tipos de propuestas formativas, una de seis meses en la que el estudiante estará certificado para desempeñarse en una empresa de alto nivel, otra de dos años y medio para obtener el certificado de bachillerato en todas las carreras informáticas, y una de cinco años para lograr una maestría. 

La mitad de esa población estará becada al 100% y deberá provenir de escuelas públicas, con el valor agregado de 18 meses de inglés intensivo. Los programas de capacitación y desarrollo pueden educar a las personas sobre nuevas habilidades, o proporcionar actualizaciones sobre las habilidades existentes para mejorar la productividad cuando se ingresa en el mundo laboral.

Invertir en el desarrollo de la fuerza de trabajo crea oportunidades para que las personas se sientan entusiasmadas con el aprendizaje y el crecimiento, pero también crea oportunidades para la construcción de una mejor sociedad, ya que las personas se convierten en ciudadanos empáticos y conscientes de las conexiones que hay entre ellos y los demás. 

 

Quizá quieras leer también La alta calificación de la mano de obra en Honduras

 

Artículos recientes

Categorías

Artículos relacionados