NAP: el centro de procesamiento de datos que conecta a América Latina

La seguridad y robustez en el flujo de la información es crucial para que el mundo moderno pueda funcionar correctamente. Cuando alguien escucha el término “la nube”, se figura algo muy etéreo que tiene lugar en el ciberespacio. De alguna manera así es, pero la nube siempre tiene un cuerpo físico que la alberga. 

El devenir de la comunicación digital y la información en América Latina es almacenada y pasa por una de las fortalezas físicas más importantes de todo el mundo. Se trata del Network Access Point of the Americas, o NAP, uno de los centros de procesamiento de datos más grandes del mundo, con más de 66.000 metros cuadrados capaces de soportar huracanes de categoría cinco.

Si eres un usuario particular esto ya está muy bien, pero si eres una empresa de la información cuyo éxito depende de un servicio ininterrumpido y manejo de datos, eso no solo es la mejor solución, si no que es la única fiable para satisfacer las necesidades de tus clientes. 

 

Qué es y cómo funciona el NAP

Si te has preguntado cómo los detalles de la conectividad corporativa afectan el rendimiento de la red y la estrategia comercial de una empresa, es que debes conocer los beneficios del NAP.  La verdad es que muchas personas no saben qué factores pueden afectar su conectividad. Para las empresas, comprender estos conceptos es fundamental.

El NAP es una o más ubicaciones con un alto nivel de conectividad en los Estados Unidos, específicamente basado en Miami Florida, a donde llegan varios de los cables submarinos que vinculan a la región con el resto del mundo. Sus instalaciones albergan 160 operadores de red, y constituyen una vía para el tráfico de datos desde Centroamérica, el Caribe, y América del Sur, a más de 150 países. 

El NAP of the Americas está construido a 32 pies sobre el nivel del mar y está diseñado para soportar vientos huracanados. Además, proporciona acceso a 15 aterrizajes de cable submarinos, y sirve como retransmisor para el Servicio de Telecomunicaciones Diplomáticas del Departamento de Estado de los Estados Unidos. 

En él, diferentes proveedores (ISPs) y empresas de telecomunicaciones configuran sus POPs (Points of Presence), permitiendo a cualquier empresa utilizar fácilmente sus servicios de conectividad. La interconexión entre estas líneas y las empresas permite a los clientes llegar a cualquier lugar del mundo a través de las conexiones ultra seguras proporcionadas por el NAP.

 

Los beneficios de estar dentro de Altia Smart City con conexión al NAP

Grupo Karim’s, uno de los mayores fabricantes de textiles de Centroamérica, con presencia en países como Honduras, Guatemala y México, y propietario de las modernas Altia Smart Cities ubicadas en Tegucigalpa y San Pedro Sula, tiene el orgullo de ofrecer a las empresas conectividad total al NAP de las Américas, a través de 3 cables submarinos de fibra óptica, proporcionando telecomunicaciones rentables y de la más alta calidad.

Cualquier empresa cuya estrategia incluya desarrollar un alcance regional y global, o un crecimiento vertical para entornos de ITO y BPO, debe formar parte del NAP. Después de todo, es el lugar ideal para que alcancen sus objetivos de conectividad y crecimiento de forma rápida y sencilla.

El NAP en Altia es una gran solución que las empresas de telecomunicaciones han encontrado para permitir a sus clientes realizar conexiones exitosas, y así poder expandir su alcance sin perder la calidad de la conexión a Internet. Formar parte del NAP aumentará la variedad y el rendimiento de las conexiones, y mejorará la interconexión con los Data Centers globales. 

 

Quizá quieras leer también ITO services, una oportunidad de crecimiento para Centroamérica

 

Artículos recientes

Categorías

Artículos relacionados