Las claves del éxito de la producción latinoamericana de textiles

A juzgar por los sentimientos optimistas con los que ha arrancado el año la industria textil, es posible asegurar que a las telas en general les irá mejor en 2022. La recuperación de la demanda y un mejor desempeño en los últimos tres meses de 2021 han dado nuevas alas de optimismo a la industria. 

Para América Latina, la industria de la moda será un punto de recuperación importante para el sector, y según los expertos la región estará lista para recuperarse a lo largo del año, con ventas de moda que superan los niveles de 2019 en un 3%, de acuerdo con el informe The State of Fashion 2022 que realiza McKinsey. 

La recuperación será más fuerte en China y Estados Unidos, pero la industria textil latinoamericana también volverá a crecer lo suyo. Las presiones de la cadena de suministro serán el principal desafío, lo que representa un riesgo para el ritmo de la recuperación, ya que se espera que muchas de las empresas aumenten sus precios.

En ese contexto aparecen jugadores importantes, uno de ellos en Centroamérica. Se trata de Grupo Karim’s, la empresa líder en el sector de los textiles, con presencia en Honduras, Guatemala, México, y los Estados Unidos, que lidera la industria gracias a empresas tan importantes de su división de textiles como Karim Textiles, una empresa de manufactura ubicada en el estado de Campeche, y AMMAR Apparel, empresa de manufactura en la ciudad de Calkiní.

Es en parte por estos actores, que la industria del continente ha sido elogiada, y las claves de su éxito son: 

Una buena incorporación al mercado globalizado y la reducción de costos

En el transcurso de las últimas tres décadas, la industria de los textiles se ha vuelto cada vez más globalizada, con procesos a veces dispersos en decenas de países. Los fabricantes latinoamericanos no solo han logrado subirse con agilidad al vagón del comercio mundial de los textiles, sino que también han buscado formas de reducir costos, al tiempo que se mantienen al día con los cambios acelerados en los gustos de los consumidores. 

La búsqueda de reducir los costos de producción, en gran parte en respuesta a la demanda deprimida de los consumidores en el último año, ha sido sin lugar a dudas un impulso inicial para los buenos resultados de la industria en la región. Desde entonces, las empresas han optado por la minimización de costos para dar forma a las decisiones de abastecimiento de los minoristas de telas.

Aprovechamiento de las tendencias de cambio del suministro en China hacia operaciones latinoamericanas

Los cambios tecnológicos y las nuevas prácticas de abastecimiento, en gran parte como resultado de cambios en los patrones de demanda de los consumidores globales, han aumentado el atractivo de los centros de producción localizados en otras partes del mundo alejadas de China y otros países asiáticos. 

En consecuencia, las estrategias basadas en reducción de costos y mejora tecnológica de los países en desarrollo han hecho prosperar en este mercado a empresas de la región latinoamericana, entre las que destaca el Grupo Karim’s. Al mismo tiempo, esa intensa competencia ha obligado a otros minoristas a ofrecer precios bajos y alta calidad para mantener a los clientes, fomentando la concentración de negocios en la región. 

Nuevas y mejoradas prácticas de gestión

Otra de las claves del éxito en la producción de los textiles latinoamericanos ha sido el surgimiento de nuevas prácticas de gestión para hacer frente a los desafíos derivados de los cambios en los patrones de demanda. Las existencias bajas de inventario por parte de los minoristas de una gama cada vez mayor de productos, han generado la necesidad de una rápida reposición de pedidos y envíos frecuentes pero más pequeños.

El buen manejo de estos cambios ha ejercido presión sobre otros fabricantes en otras regiones que no han podido adaptarse tan bien, como la India, con empresas que ya no podían planificar la producción con mucha anticipación y trabajar de acuerdo con pautas predecibles. 

Las claves del éxito de la industria latinoamericana se han consolidado ya como técnicas de producción flexibles que responden bien a los rápidos cambios en las tendencias globales.

No dejes de leer: ¿Puede la inflación en Estados Unidos poner presión sobre la industria textil?

Artículos recientes

Categorías

Artículos relacionados