Diversificar las cadenas de suministro: la oportunidad que la crisis provee al nearshoring

En 2021, con la reapertura de los mercados en marcha, el shock de la oferta y demanda provocado por la crisis de Covid-19 ha obligado a los fabricantes de todo el mundo a reevaluar sus cadenas de suministro. En el futuro previsible, los países ricos como Estados Unidos, Canadá, o las naciones europeas, enfrentarán presiones para reducir su dependencia de fuentes de riesgo, y se verán obligados a repensar estrategias de inventarios y de reabastecimiento más prácticas.

El germen de la idea no ha surgido solo como consecuencia de la pandemia, de hecho, comenzó a plantearse desde los albores de la guerra comercial entre Estados Unidos y China a lo largo del mandato de Donald Trump. En ese contexto, le llega el turno de brillar a las naciones del hemisferio americano, especialmente al área centroamericana, en donde Honduras, Guatemala, o Costa Rica, ofrecen condiciones inmejorables para la “desconexión china”.

Los productores y grandes comercios mundiales ya buscan diversificar las cadenas de suministro fuera de ese país, y el nearshoring en el continente americano es la oportunidad de oro para crear cadenas de suministro alternativas y baratas. La ventaja de la región centroamericana no solo se intuye en términos de las manufacturas, sino también de la prestación de servicios. 

Dos posibilidades que combinadas significarán crecimiento económico de calidad para la región. Grupo Karim’s, la empresa líder en el sector de los textiles y los proyectos inmobiliarios, con presencia en Honduras, Guatemala, México, y los Estados Unidos, cuenta con el espacio ideal para las inversiones de nearshoring que puedan surgir en las dos líneas de negocio. 

La creación de tales espacios fue siempre la idea detrás del visionario enfoque de Mohammad Yusuf Amdani Bai, Presidente del Consejo de Administración de Grupo Karim’s, quien supo ver a tiempo las oportunidades y el potencial de la región de cara al comercio global. 

La diversificación de las manufacturas

En función de las necesidades de diversificación de los productores mundiales de alimentos, productos químicos, textiles, o maquinaria, Grupo Karim’s ofrece uno de los espacios en los que convergen todas las condiciones necesarias para trasladar esas manufacturas de países como China o Vietnam a un lugar como Honduras.

Green Valley Advanced Manufacturing Hub es el lugar ideal para trabajar en el desarrollo basado en la tecnología, ya que está anclado en un entorno colaborativo donde cualquier industria puede trabajar para resolver los problemas de escasez, al tiempo que fomenta los avances tecnológicos en su industria. 

Green Valley, ubicado en una zona de libre comercio en Naco, Honduras, cuenta con la mejor infraestructura en su clase, que incluye sistemas de última generación que promueven la eficiencia energética, la generación de energía, y la planta solar industrial más grande de Centroamérica. Sus instalaciones se han caracterizado por tener un enfoque innovador, que conecta empresas con visión de futuro en industrias clave con mercados en todo el mundo. 

Dentro del complejo tienen un espacio empresas de industrias tan diversas como los textiles, la fabricación automotriz, o el procesamiento de alimentos. 

La diversificación de los servicios

Si su negocio está en el ámbito de los servicios, Grupo Karim’s también cuenta con la opción ideal. En sus instalaciones de Altia Smart City, ubicadas en San Pedro Sula y Tegucigalpa respectivamente, el Grupo pone a disposición de los inversionistas un entorno modernizado ideal para las empresas del sector de BPO y ITO, además de que cuenta con edificios diseñados de manera inteligente, de modo tal que las tecnologías avanzadas y las preocupaciones ambientales son compatibles.

En Altia, sus inversiones contarán con el respaldo de las autoridades del territorio, dado que como país, Honduras está comprometida con el desarrollo del capital humano necesario para un sector BPO fuerte, tomando en cuenta que esta industria ofrece acceso a empleos confiables para sus ciudadanos jóvenes y bilingües.

Los fabricantes y empresas de servicios de la mayoría de las industrias buscan hoy proveedores y subcontratistas que concentren varios beneficios, entre ellos, tiempos de vuelo más cortos, una cultura similar, una mejor infraestructura, así como también menores costos y más calidad. 

El cambio de tono de las cadenas de suministro en países como los Estados Unidos, hace pensar que las etiquetas “Made in China” pueden ser sustituidas muy pronto por las que digan “Made in Honduras”. Una oportunidad inigualable para la región. 

 

Lee también: Cómo lograr una industria textil más sostenible

 

Artículos recientes

Categorías

Artículos relacionados